Proyecto educativo

Aprender a ser es el gran objetivo de la educación, por lo que nuestro proyecto educativo pretende acompañar al alumno en su desarrollo personal, entendiendo que esta es una misión común compartida entre la familia y todos los integrantes de la comunidad educativa Montpellier. Formar personas libres, responsables y capaces de afrontar los retos de la vida, en un entorno alegre y seguro es nuestra ambición.

El Colegio Montpellier constituye un enorme escenario en el que todos los actores que participan en él sienten la responsabilidad de educar y aprender, ya que cualquier situación es espacio u oportunidad de aprendizaje.

● El alumno es el principal protagonista de su crecimiento, una persona en proceso que se va construyendo a sí misma gracias al desarrollo de competencias que le permiten progresar intelectual, social y emocionalmente. Autonomía, responsabilidad, solidaridad, apertura a la trascendencia y capacidad para enfrentarse a los retos actuales son los rasgos que definen la persona que queremos, en definitiva, una persona feliz consigo misma, con los que le rodean y con Dios. La persona es el centro de nuestro Proyecto Educativo

● Las familias son el pilar más poderoso de la educación, por lo que potenciamos su participación y corresponsabilidad activa en el centro. La cercanía a los procesos de enseñanza-aprendizaje es especialmente importante en las edades tempranas para lo cual el colegio ofrece la posibilidad de entrar en las aulas en espacios como las “Tardes Sorprendentes y Emocionantes” en Infantil y Primaria, respectivamente. En todos los niveles se fomenta el diálogo fluido a través de las tutorías, del Departamento de Orientación y del contacto con los profesores, con el personal y con el Equipo Directivo.

● Todo el personal del colegio Montpellier colabora activamente en la realización, actualización y evaluación constante del Proyecto Educativo, prestando una formación cercana y completa que incluye al personal de comedor y limpieza, mantenimiento y administración.

El Proyecto educativo despliega las enseñanzas adecuadas e innovadoras, destinadas a integrar a nuestros alumnos en la sociedad del siglo XXI: Idiomas, competencias digitales, trabajo cooperativo, desarrollo de la creatividad y la iniciativa personal…, todas ellas, destrezas básicas en las que los alumnos se deben entrenar.

La enseñanza de la Lengua inglesa se inicia desde los primeros años de Infantil, un Centro certificado Bilingual Excellence Model por la Comunidad de Madrid, inscrito en el programa BEDA de Escuelas Católicas. Ofrecemos también la enseñanza de Francés, como segundo idioma extranjero, en todas las etapas educativas y desde los 3 años.

La competencia digital es esencial en la educación actual. El centro lo tuvo claro hace más de 10 años. En 2008 se inició el Proyecto 1×1 (1 alumno x 1 ordenador). Esto supuso una transformación metodológica en continua adaptación a los cambios, que, hoy día, sigue estando vigente. El uso de tablets en Infantil y Primaria, a través de aulas móviles, desemboca en Secundaria en el Proyecto 1×1.

El colegio fomenta la formación continua del profesorado para incorporar novedades pedagógicas y metodológicas que nos permitan afrontar las transformaciones tecnológicas y sociales con éxito. Proyecto “Unidos”, Comunidades de Aprendizaje que integran a adultos y alumnos o a alumnos de diferentes niveles, el Plan de Lectura, el Proyecto de Interioridad, la enseñanza del ajedrez desde Infantil y como materia curricular en Primaria, son solo algunos ejemplos.

En nuestro ambiente escolar confluyen la comunicación, la transparencia y la confianza. En este sentido, el centro involucra en la toma de decisiones a profesores, a familias y a alumnos.